MARTINA MORELL.

PSICOLOGÍA & BIENESTAR.

Català Presentación Profesional Lugar Precios

Contacto

Adultos
Parejas
Infantil.
Periciales.
Terapia virtual
Talleres y charlas.
Colaboraciones
Descargas.
Directorio.
Artículos.
Aportaciones

CORREO.

martinamorell

@yahoo.es

 

628349073

 

ANSIEDAD.

 

1-Definición de ansiedad

2-Tipología de la ansiedad.

3-Causas de la ansiedad.

4-Diferencias por sexo y edad de la depresión  y la ansiedad.

5-Tratamiento de la depresión y la ansiedad.

1-DEFINICIÓN.

La ansiedad es sobre todo una reacción de miedo. El miedo por sí mismo es muy útil y perfectamente natural, el problema sobreviene cuando no hay una razón racional para sentir esa angustia. Para nuestros antepasados huir cuando venía un tigre a comérselos era una reacción perfectamente lógica, pero si no hay ningún tigre ¿porqué salimos corriendo? La reacción de alarma, en ese caso es excesiva y prepara al organismo para enfrentarse ante un peligro que no existe, convirtiéndose en algo perjudicial. De esta manera, el pulso  y la respiración se aceleran, la transpiración se dispara y se produce tensión muscular. Todos estos síntomas, cuando se producen frecuentemente producen las diversas formas de ansiedad.

Había un psicólogo –Lazarus- que decía que no es el problema externo lo que nos hace sentir pánico, sino el pensar que no tenemos recursos suficientes para enfrentarnos a él. Así por ejemplo ser despedido de un mismo trabajo puede ser para una persona un auténtico trauma, entonces se dirá a sí misma cosas como “soy un perdedor”, “no encontraré otro trabajo”, “quien me va a querer contratar”. Sin embargo, otro compañero, en la misma situación puede pensar: “menos mal, no aguantaba más”, “me darán paro unos meses y tendré tiempo de buscar otra cosa mejor”, etc. Es decir, importan tanto, nuestros propios recursos personales a la hora de enfrentarnos a una situación difícil que las condiciones externas por sí mismos.

Como dice un refrán, “el miedo es libre”. Se puede sufrir ansiedad por muchas causas y de muchas maneras. Muchas personas sufren fobias, es decir miedos intensos ante causas localizadas como insectos, tormentas, ascensores. Este miedo es muy intenso, pero muy concreto. El otro extremo es la “ansiedad generalizada”,  un miedo difuso, ilocalizable, una “angustia vital” (a que las cosas vayan a peor, a tener un accidente, a que los hijos enfermen etc)  difícil de precisas pero muy persistente. Entre ambos extremos existe una gran variedad de situaciones y síntomas, incluso se puede llegar a tener “miedo al miedo”, cuando los ataques de ansiedad son frecuentes.

Aunque los profesionales de la salud mental hablemos de dos enfermedades diferentes, -depresión y ansiedad- Lo cierto es que en los seres humanos no existen compartimentos cerrados, al igual que es inútil separar cuerpo y mente, pues lo mental afecta al cuerpo y al revés. Un estado de ansiedad continuado conduce  fácilmente a una depresión cuando el organismo, el cuerpo y la mente que se han preparado para un ataque que no llega, se cansan, se agotan. Nadie puede sostener indefinidamente una situación de alerta, entonces sobreviene el “bajón” Así mismo, una depresión produce frecuentemente un tipo de ansiedad particularmente doloroso que es el miedo a uno mismo.

 

Página optimizada para una resolución de 800x 600 píxeles. Algunos de los efectos requieren activación de un permiso del navegador, según la configuración de seguridad, sin embargo, esto no afecta a la navegabilidad de la página. Si alguna de las imágenes utilizadas tuviera  copy-right, notifíquese en un correo y serán eliminadas. Centro Morell. © 2006.