MARTINA MORELL.

PSICOLOGÍA & BIENESTAR.

Català Presentación Profesional Lugar Precios

Contacto

Adultos
Parejas
Infantil.
Periciales.
Terapia virtual
Talleres y charlas.
Colaboraciones
Descargas.
Directorio.
Artículos.
Aportaciones

CORREO.

martinamorell

@yahoo.es

 

628349073

 

DEPRESIÓN

 

1-Definición de depresión. 

2-Tipología  de la depresión

3-Causas de la depresión.

4-Diferencias por sexo y edad. en la depresión y la ansiedad.

5-Tratamiento.  de la depresión y  la ansiedad

1- DEFINICIÓN.

Todos hemos estado abatidos alguna vez, pero la depresión no es una tristeza normal, es algo más que un estado de ánimo decaído.  Un de los  principales síntomas es el profundo estado de malestar que la persona siente hacia sí mismo, lo que se traduce en sentimientos de inferioridad, en sentirse culpable, en lo que un especialista- Beck- llamó “un sentimiento de desesperanza hacia sí mismo, hacia el futuro y hacia el mundo en general”. Son corrientes pensamientos del tipo “no valgo para nada”, “la vida es una mierda”, “nadie me quiere”, “estaría mejor muerto”, etc. Esto es lo que los psicólogos llamamos “pensamiento distorsionado” que se caracteriza por ser irracional y destructivo. El pensamiento distorsionado suele acompañarse de tristeza, abatimiento, “no tener ganas de hacer nada” es una de las quejas más importantes de estos enfermos que les lleva a dejar de lado su actividad normal y encerrarse en casa. También es posible que en vez de tristeza, se manifieste ira o irritabilidad, lo que es muy característico  en niños. El apetito también se ve alterado, normalmente se anula, aunque en algunos casos aumenta. Así mismo, aparecen quejas somáticas, es decir corporales, dolores de cabeza y musculares fundamentalmente.

Estar tristes cuando algo va mal, se ha sufrido una pérdida o un problema grave, es una reacción perfectamente natural y resulta útil para adaptarnos a la situación y poder seguir adelante, pero la depresión es más profunda, más duradera y afecta muchísimo más a la vida diaria de quien la sufre. Tenemos que tener muy claro que una persona deprimida es un enfermo, no puede controlar su estado de ánimo ni es culpable de sentirse como se siente, por lo cual decirle “qué se anime”, “que salga”, “que no diga esas cosas” es tan inútil como pedirle a un convaleciente que salga por su propio pie del hospital.

La depresión tiene su origen en la necesidad de nuestros antepasados de adaptarse a las duras condiciones de vida de su ambiente, los largos y durísimos inviernos imponían largas estancias en las cuevas cerradas,  y en esas circunstancias, no tener moral para hacer nada era una gran ventaja. Por esta misma causa, muchas personas sufren depresiones pasajeras en las estaciones de otoño o invierno, provocadas por la falta de luz solar.

 

 

Página optimizada para una resolución de 800x 600 píxeles. Algunos de los efectos requieren activación de un permiso del navegador, según la configuración de seguridad, sin embargo, esto no afecta a la navegabilidad de la página. Si alguna de las imágenes utilizadas tuviera  copy-right, notifíquese en un correo y serán eliminadas. Centro Morell. © 2006.