MARTINA MORELL.

PSICOLOGÍA & BIENESTAR.

Català Presentación Profesional Lugar Precios

Contacto

Adultos
Parejas
Infantil.
Periciales.
Terapia virtual
Talleres y charlas.
Colaboraciones
Descargas.
Directorio.
Artículos.
Aportaciones

CORREO.

martinamorell

@yahoo.es

 

628349073

 

TEST.

  1. Acerca de los test.
  2. Tipos de test.

1-Acerca de los test.

Al igual que la medicina se sirve de radiografías y pruebas de laboratorio para llegar a conocer mejor el curso de las enfermedades, la psicología se vale de los test para intentar acceder al mundo interior de las personas o medir sus capacidades.

Los test  generan mucha incertidumbre en el publico. Muchísimas personas aborrecen hacerlos por considerarlos inútiles o todo lo contrario, amenazantes. Otras en cambio, pasan con gusto toda clase de pruebas, con gran ingenuidad sobre lo que se puede o no averiguar con ellas.

Aunque en nuestra vida diaria, todos hemos pasado alguna vez por algún tipo de “prueba objetiva” persiste mucha ignorancia sobre qué son y para qué sirven.

Los tests no tienen la capacidad de averiguar la vida secreta de las personas, no es como leer la bola de cristal. Tampoco son ninguna tontería, no tienen nada que ver con los que aparecen en las revistas. Un test es un instrumento muy afinado, que ha necesitado muchos años y muchos usos para lograr que mida lo que queremos medir, con la mayor precisión posible. Por esto, la creencia de que se puede engañar fácilmente a los test es falsa. Se les puede engañar, por supuesto, pero resulta extremadamente difícil para un profano porque suelen estar plagados de “preguntas trampa”. Si intentamos a toda costa engañar una prueba objetiva, lo más probable es que o invalidemos la prueba con nuestras preguntas o que quede patente que estamos mintiendo. Por esto, y aún en los casos de entrevista laboral, aconsejamos ser siempre lo más sincero posible a la hora de ejecutarlos, más aún, cuando en el contexto de una terapia, las mentiras solo nos perjudican a nosotros mismos.

 Algunos solo test suministran  datos verdaderamente muy superficiales, pero que sirven de una primera aproximación a una persona o a un colectivo. Otros son más complejos y examinan si existen indicios de  trastornos graves. Ningún test sustituye la opinión del psicólogo, ni aporta tanta información como una entrevista clínica. La gran virtud de los tests es que los datos obtenidos pueden compararse con los de la población general, para lo cual, antes de sacar una prueba al mercado, hay que llevar a cabo un largo y carísimo, estudio estadístico. Esto hace que su precio final sea tan elevado. Imaginemos que medimos a una persona y el metro dice que mide 1’5. Pero hemos tomado las medidas de todos los miembros de su familia y la media es 1’80, entonces diremos que es bajito respecto a su familia. Pero si su familia da una media de 1’3, entonces diremos que es alto, comparado con los demás. Así cualquier medida, de inteligencia, de personalidad, etc, solo puede decirse que es “normal”, o no respecto a la media de la población general, teniendo en cuenta el sexo y la edad. Eso es lo que  hacen los tests.

Los tests no puede aplicarlos cualquiera, ni de cualquier manera, tienen un tiempo de aplicación y un formato concreto que hay que respetar y solo un clínico con experiencia puede interpretarlos. Para adquirirlos hay que recurrir a editoriales especializadas (la más conocida es TEA) y es necesario ser profesional para adquirirlos, no están a la venta del público general.

 

Página optimizada para una resolución de 800x 600 píxeles. Algunos de los efectos requieren activación de un permiso del navegador, según la configuración de seguridad, sin embargo, esto no afecta a la navegabilidad de la página. Si alguna de las imágenes utilizadas tuviera  copy-right, notifíquese en un correo y serán eliminadas. Centro Morell. © 2006.